Trip-hop: historia y legado de los 90’s

A través de canciones, haremos un breve viaje por la historia del trip-hop, desde su origen en Bristol hasta la actualidad. Por favor leer con audífonos.

A finales de la década de 1980, en la ciudad de Bristol en Inglaterra, empezó a generarse un fenómeno que resultó en un estilo musical fascinante, que posteriormente cautivó a tantos artistas, que hasta el día de hoy permanece como una influencia indudable sobre lo que hoy conocemos como música alternativa. En este artículo hablaremos del trip-hop, tocaremos brevemente su historia, y su particular forma de permanecer vigente en la actualidad.

El movimiento inicial en Bristol estaba influenciado por los sonidos del hip-hop que llegaban de Estados Unidos, además del soul, el dub, el reggae, o el post-punk, referencias que sin duda provenían de una escena local culturalmente muy diversa. Es importante señalar que al ser una ciudad portuaria, Bristol se caracteriza por ser una ciudad con un altísimo porcentaje de población migrante proveniente de muchas partes del mundo, lo que ayudó enormemente a enriquecer la cultura del lugar.

Este movimiento/colectivo estaba integrado por muchas personas, músicos, artistas, DJs, etc., y se llamó The Wild Bunch. Aquí se encontraban personas como Nellee Hooper, Adrian “Tricky” Thawes, Robert “3D” Del Naja, Grant “Daddy G” Marshall, y Andrew “Mushroom” Vowles. Estos últimos tres personajes pasarían a conformar el grupo definitivo para empezar a construir la historia del trip-hop: Massive Attack.

Para hablar del exitoso ascenso de Massive Attack, es fundamental mencionar el apoyo que la cantante pop Neneh Cherry le dio a la banda para la producción de su primer álbum. Cherry ya había colaborado con algunos miembros de The Wild Bunch para su disco debut “Raw Like Sushi”, así que colaboró con el espacio y la financiación para que Massive Attack lograra sacar al público “Blue Lines”, un disco que causó un gran impacto, sobre todo por la combinación de elementos que presentaron en un sencillo como “Unfinished Sympathy”. 

Tomaron elementos del hip-hop, como la práctica de tomar samples y crear loops para construir los beats, y les dieron una intención completamente diferente, más introspectiva y emocional, incluso. A partir del éxito de Massive Attack, empezaron a surgir los debuts de los artistas considerados fundamentales en este estilo, como por ejemplo “Dummy” de Portishead, o “Maxinquaye” de Tricky. 

Además, como ya hemos visto que suele suceder con los nuevos fenómenos musicales, los medios crearon el nombre trip-hop para referirse a este nuevo estilo. Concretamente, apareció en la publicación MixMag en 1994.

El trip-hop también logró ganar bastante admiración fuera de Inglaterra. Como resultado de esto, fue apareciendo cada vez más frecuentemente en producciones de muchos artistas internacionales. Además, muchos de estos artistas confiaban en miembros de estas agrupaciones insignia del trip-hop para asumir el rol de productores, como fue el caso de Nellee Hooper, quien produjo los discos “Debut” y “Post” de la islandesa Björk. 

Esta internacionalización del trip-hop empezó a suceder a mediados de los 90, y este intercambio empezó a generar algunas variaciones y fusiones dentro de este sonido ya consolidado: con la música electrónica, por ejemplo.

Estas nuevas adiciones al estilo ayudaron a enriquecer el sonido de los grupos precursores, resultando en discos como “Mezzanine” de Massive Attack, considerado uno de los mejores discos de trip-hop.

Para el inicio de la década de los 2000, el sonido característico del trip-hop ya había llegado a aparecer en producciones enormemente exitosas a nivel mundial, como “Ray of Light” de Madonna, o “Play” de Moby. En este momento, podría decirse que el trip-hop ya está completamente integrado en la paleta sonora del pop y el mainstream.

Sin embargo, el nuevo milenio trajo nuevos fenómenos para el trip-hop. Muchos grupos empezaron a tomar una dirección artística mucho menos comercial, mientras que otros perdían audiencia al irse por caminos más “light”, más similares en sonido e intención al chill-out. Además, empezaron a surgir nuevos grupos inspirados por el sonido clásico de discos como “Dummy”.

Actualmente lo que sucede con el trip-hop es algo interesante de observar. Indudablemente es un estilo que ha tenido una gran influencia en muchos artistas a niveles underground y mainstream, y ha contribuido en el sonido de lo que hoy se conoce como música alternativa.

Además, en esta era de fusiones y subgéneros, es muy común nombrar al trip-hop como una influencia entre muchas otras, para crear propuestas nuevas.

Y por otro lado, también se ve un claro regreso a la sonoridad de los discos clásicos de los 90 en algunas canciones actuales, incluso reutilizando samples reconocidos.

A diferencia de sus inicios, hoy en día el trip-hop no cuenta con una escena constituida. Sin embargo logró integrarse y convertirse en un factor de origen fundamental para mucha música hoy en día, como es el caso de las nuevas fusiones y subgéneros del hip-hop, pensadas desde esa intención tan característica, de introspección y/o calma. Aquí los ejemplos van desde Flying Lotus hasta los conocidos beats que ponemos de fondo para leer o estudiar.

¡Ojalá hayan disfrutado de esta historia a través de la música!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s