Billie Eilish, otra visión del pop

Hoy ofrecemos nuestra visión de esta joven cantante y fenómeno mundial, a través de sus canciones no tan conocidas.

Hoy en día y desde hace varios meses, el nombre de Billie Eilish cada vez resuena más como una gran promesa del pop, incluso un prodigio. Su primer LP “When we All Fall Asleep, Where do we Go?”, lanzado este año, indudablemente no ha pasado desapercibido por una gran cantidad de razones, que van desde la producción, hasta la manera en la que la joven cantante se presenta ante el mundo. Ya existe gran material en Internet analizando sus sencillos, letras, y videoclips, así que en este artículo, pretendemos enriquecer y aportar a este contenido enfocándonos más que todo en las canciones que no han sido sencillos (hasta el momento), pues estas canciones son necesarias para entender más el estilo de un artista, dado que algunas suelen tener elementos musicales más originales e inventivos, que claramente estarían fuera de lugar en un sencillo comercial.

Sin embargo, es pertinente empezar por hacer una breve mención de estos éxitos comerciales, pues nos sirven como una introducción a la artista. De hecho, su primer EP, “Don’t Smile at Me”, tiene la particularidad de estar compuesto de canciones que han sido lanzadas como sencillos. Al escuchar estos sencillos, además de los cinco sencillos de su nuevo disco, podemos notar varias características de la música de Billie Eilish. En primer lugar, hay que notar que a la hora de interpretar, Eilish suele ser inusualmente melódica, para el estándar del pop actual. Y además lo logra sin necesidad de acrobacias vocales ni melodías complejas, todo lo contrario, canta melodías muy sencillas, que además enriquece por medio de armonías y segundas voces. Su estilo vocal además tiene elementos de otros estilos, por ejemplo en la canción “idontwannabeyouanymore”, podemos ver un poco de influencias jazzísticas y de R&B. En cuanto a la música, sucede algo curioso, pues hay muchas canciones que no se parecen en nada entre sí. Hay canciones con un estilo de pop más tradicional, hay otras con bajos saturados y distorsiones que recuerdan al dubstep, y también baladas tristes (una especialidad exquisita en el repertorio de Eilish), y todas tienen el mismo elemento unificador: la voz de Eilish.

En cuanto al LP “When we all Fall Asleep, Where do we Go?”, hay un estilo mucho más uniforme y no solo en lo musical, también conceptualmente. Con esto se logra que un sencillo tan divertido como “bad guy” no suene fuera de lugar en el disco. Las letras y los temas son muy importantes en este disco, pues el tema del miedo está presente en muchas canciones. Pero, podríamos decir que la constante es el contraste entre elementos al parecer contradictorios. Y, irónicamente, esto se hace más evidente en las canciones no lanzadas o promocionadas como sencillos.

“xanny”, la tercera canción del disco, podría ser perfectamente una balada jazz en cuanto a interpretación, e incluso parte de la instrumentación, hay percusión con escobillas, armonías vocales, y piano. Sin embargo, en el coro aparece un bajo muy distorsionado, y por momentos, la voz se une a la distorsión. Esta canción habla sobre el uso de drogas y el miedo a perder amigos debido a ellas. No es casualidad el contraste entre la distorsión y la belleza, se usa para representar el contraste entre una visión glorificada del uso de las drogas (las estrofas suaves) y la realidad de lo que siente una persona que ve a sus amigos hacerse daño (el coro distorsionado).

Este contraste aparece de una forma diferente en “all the good girls go to hell”. Esta canción es un guiño al R&B de principios de los 2000, y en apariencia suena alegre, e incluso bailable. El elemento contrastante aparece en las letras, que entre metáforas e imágenes controversiales sobre la religión (“My Lucifer is lonely”, “All good girls go to hell, ‘cause God herself has enemies”), expresa nada más y nada menos que una reflexión sobre el cambio climático, y el miedo a un futuro catastrófico.

8” podría ser una de las canciones más experimentales del disco. Los elementos musicales que se contrastan en ella son beats y elementos de pop muy alegre (con ukelele incluido), y la voz de Billie Eilish aparece manipulada para sonar más aguda. Esta manipulación de la voz es un truco interesante para dar a entender que la letra no está escrita desde el punto de vista de la cantante, sino de de una persona a quien ella ha lastimado.   

“my strange addiction” presenta el contraste de una forma similar a la usada en “all good girls go to hell”: una canción alegre, con una temática que no lo es tanto. En este caso, no es tan difícil adivinar de qué se trata, pues el título es bastante claro, y se trata de las adicciones extrañas y enfermizas.

“ilomilo” es una canción que a nivel musical resulta muy interesante de analizar. Tiene elementos que apuntan a que no es una canción triste, como un beat electrónico y bailable, y algunas melodías en un timbre que se asemeja al de un pequeño vibráfono. Sin embargo, en toda la canción solo hay acordes menores, lo cual inmediatamente genera un ambiente más melancólico, ideal para una canción sobre el miedo a ser abandonado.

Si bien las tres últimas canciones, “listen before you go”, “i love you”, y “goodbye” no presentan elementos de contraste tan claros como las anteriores, vale la pena mencionarlas de todas formas, pues a nivel conceptual cierran el disco magistralmente. Los títulos de las tres canciones forman una frase, y a grandes rasgos tratan el tema del suicidio. De las tres canciones, la más interesante es “goodbye”, pues es una canción pensada especialmente como una despedida y cierre del disco, ya que la letra está construida por frases de todas las demás canciones, desde la última hasta la primera. Definitivamente es una idea que le da un sentido diferente y unificador al disco.

Cerramos este artículo y reflexión sobre la música de Billie Eilish reafirmando la utilidad de conocer y analizar con atención las canciones que no sean sencillos comerciales, si realmente queremos entender el estilo y visión creativa de nuestros cantantes y grupos favoritos. Como hemos podido ver en los párrafos anteriores, en muchos casos la experimentación es clave en el difícil proceso de expresar conceptos musicalmente, y vale la pena dejar constancia de ello, así sea en una canción que no llegue a lo más alto de los listados mundiales. Aunque en el caso de Billie Eilish, podría suceder.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s